Buscar

Hernia Discal


El disco intervertebral se encuentra entre cada vértebra que conforma la columna. Cada disco consta de una parte interna, llamada núcleo pulposo y una parte externa llamada anillo fibroso.


Las hernias discales se definen como una protrusión del disco intervertebral; en otras palabras, el disco sale de su lugar. Usualmente hacia el canal raquídeo o hacia cualquier dirección.


Dependiendo de la gravedad, la hernia puede modificar sólo la parte externa del disco y en otros casos más avanzados altera la parte del anillo fibroso.


Lumbares y cervicales, las zonas más susceptibles

La zona lumbar es la más afectada.

La zona de mayor incidencia de padecer hernias de disco, es la zona lumbar, debido a que es la zona que debe soportar mayor carga de peso y en la cual se genera mayor fuerza al momento de levantar algo pesado o en su defecto manternernos erguidos.


Síntomas

La protrusión del disco interbertebral generará una compresión sobre las raices nerviosas donde se encuentre, generando así malestar en la espalda. Si se encuentra en la zona lumbar provocará malestar en las zonas próximas a la misma generalmente en la zona glútea o hasta los miembros inferiores. Las hernias de disco en zona cervical podrán generar malestar en el cuello, zona de trapecios o miembros superiores.


El malestar generado es referido como dolor, mayormente confundido con las molestias provocadas por la "ciática", al igual, puede manifestarse ardor, entumecimiento, cosquilleo, falta de fuerza o debilidad en las piernas.


Causas

Los mecanismos por los cuales se generan las hernias de disco son principalmente 2:

a) Realizar un esfuerzo mayor, el cual sobrepasa la capacidad de retención del anillo fibroso del disco.

b) Mantener posturas y movimientos incorrectos, tener una mala ergonomía.


Diagnóstico

Su diagnóstico debe ser obtenido mediante estudios de imagen; ya sea una tomografía axial computarizada o una resonancia magnética, permitiendo detallar el nivel de gravedad y de la compresión raquídea.


Tratamiento

No todas las hernias de disco requieren de intervención quirúrgica.


Es fundamental cambiar hábitos tanto alimenticios y posturales, así como evitar cargar objetos pesados.

Tomar medicamentos antiinflamatorios o relajantes musculares coadyudaran a la disminución del dolor.

Realizar infiltraciones al disco intervertebral, disminuirá considerablemente la hernia discal y por ende el malestar generado.

La fisioterapia es clave fundamental para disminuir el dolor y los malestares generados por la hernia discal, así como ayudar a mantener posturas correctas, mejorar la ergonomía corporal en las actividades que realiza cada persona.






25 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo